Dominios para páginas web

Internet se basa en direcciones IP (protocolo de internet) , estas direcciones se asocian a alguna computadora o dispositivo. Una IP consiste en una serie de números largos y difíciles de recordar. Aquí es donde entra en juego los dominios para páginas web, que son la ‘traducción’ o la forma más fácil de recordar y escribir una dirección IP. De modo que en lugar de escribir 157.657.985.342 (la IP) podemos escribir www.elnombrededominio.com (el dominio).

En pocas palabras, un Dominio pará una página web es la dirección que tiene una página web en internet, fácil de recordar, escribir y compartir con el público.

El dominio para página web debe ser único para que los usuarios puedan dirigirse específicamente a tu web. En la actualidad hay varias extensiones de domino disponibles para páginas web como COM, NET, ORG. estos son los dominios genéricos más populares pero también hay muchos otros nuevos que aluden al tipo de servicio al que pueden estar enfocados como INFO, SITE, BIZ, ONLINE, STORE, SPACE, SHOP, DESIGN, CITY y un larguísimo etcétera.

Existen, además los dominios territoriales que se aplican a cada país (por ejemplo PE, AR, CH, BO, COL, etc. por referirnos a algunos países sudamericanos), de manera que la variedad se amplía y permite elegir un dominio a la medida. La mayoría de dominios están disponibles para ser alquilados durante un año o más, tiempo luego del cual puede ser renovado.

Los dominios están regulados por una organización mundial sin fines de lucro llamada ICANN (siglas en inglés de la Corporación de Internet para la Asignación de nombres y números de Dominios). La cual se encarga de normar, regular y coordinar los nombres de dominio, de modo que cada uno de estos sea único para cada sitio web.

Es muy importante elegir un dominio adecuado para el giro de la web que tenemos en mente. En nuestra búsqueda encontraremos que varios de las mejores construcciones de nombres ya no están disponibles, por lo cual nos quedará hacer juego con las palabras, los guiones, las nuevas extensiones de dominios y también los territoriales.

Los dominios para páginas web tienen en la actualidad una gran cantidad de extensiones nuevas que se pueden aprovechar para tener un dominio con un nombre que describa bastante bien el giro de una web. Entre estas extensiones tenemos: INFO, SITE, ONLINE, WEBSITE, BIZ, PRO, entre varios otros que nos permitirán alternativas ante los ya famosos y cada vez menos disponibles COM, NET y ORG.

¿Dónde puedes conseguir un Dominio?

Básicamente tenemos dos vías para conseguir dominios:

1.  Adquirir un plan de alojamiento web en una empresa de hosting. La mayoría de las empresas de hosting incluyen en el plan contratado un dominio gratuito. Otras, cobran un monto adicional por el dominio.

Esto puede ser una gran ventaja para quienes recién empiezan porque les facilita tener tanto hosting como dominio en su plan contratado. Pero en otros casos, si decides posteriormente cambiarte de empresa de hosting, puede ser que alguna empresa poco seria no te suelte tan fácil el dominio para evitar que te vayas con otra empresa.

2. Adquirir el Dominio directamente en una empresa registradora de dominios. Para evitar que alguna empresa de hosting haga el juego sucio de no dar la administración del dominio al cliente, muchas personas conocedoras adquieren su dominio directamente de las empresas registradoras de dominios. Estas básicamente se encargan de registrar, alquiler o vender dominios; su negocio no es brindar hosting, aunque algunas también lo hacen. Ofrecen un panel de control y administración donde puedes ver todos los dominios que tengas registrados por ellos. Estas empresas deben figurar como Registradores de Dominios acreditados en ICANN para tener todas las garantías del caso. Aquí la lista de los registradores de dominios acreditados en ICANN.

Esta es la forma más efectiva de mantener tu propio dominio si te cambias de proveedor de hosting, porque lo único que tendrás que hacer es cambiar tus DNS (sistema de Nombres de dominio) para que apunte a la dirección IP de los servidores de la empresa de hosting que tú elijas.